Inflación y mentirosos con el culo al aire

Procedimiento operativo para el cálculo del IPC

Procedimiento operativo para el cálculo del IPC

A estas alturas todos sabemos ya que los datos que facilitan las instituciones financieras, empezando por el PIB, son más falsos que un euro de mimbre, pero hay casos en que la falsificación de datos económicos alcanza proporciones de esperpento.

Y la prensa económica, que más que salmón parece cuando quiere prensa besugo, ni lo menciona ni se pregunta qué demonios está sucediendo aquí.

Estos días hemos leído todos que el IPC ha bajado un 1% en 2014 debido a la bajada de los precios de los combustibles. Vale. Nos dicen que no es una situación de deflación propiamente dicha, porque se debe a este hecho coyuntural que aliviará nuestras carteras. Bueno.

Pero oigan… ¿A nadie se le ha ocurrido pensar que si el IPC baja un punto entero por la caída de un 15% del precio de la gasolina, debería haber subido veinte puntos los años pasados, cuando la gasolina subió un 150%?

¿Qué pasa aquí? ¿que cuando la gasolina baja tenemos un IPC negativo y cuando la gasolina se dispara no hay aumento de IPC? ¿No será que entre el 2000 y el 2007 nos engañaron como a zopencos para evitar subir salarios y pensiones y de ahí, de ese punto exacto, proviene nuestra bien percibida sensación de pobreza?

¿No será que mintieron como verdaderos canallas y ahora esperan que no nos acordemos? ¿De dónde sacan estos datos del IPC o de dónde puñetas los sacaron entonces?

Y que no nos hablen de metodologías ni chorradas: los combustibles, toda la vida de dios, han afectado al nivel general de precios, porque su precio se repercute en todo lo que se consume y todo lo que se transporta. ¿Qué pasó entonces cuando la gasolina pasó de 90 pesetas a a 1,5€? ¿Qué hicieron con aquella subida de IPC?

Ya lo ven: es inútil tratar de encontrar argumentos lógicos que justifiquen ese engaño. La única explicación plausible es que estamos en manos de mentirosos, de demagogos y de trileros.

Y luego se quejarán de no sé qué populismos. Venga ya…

econline

Share

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Comment moderation is enabled. Your comment may take some time to appear.