Pedro Sánchez en el Paraíso de los estrategas

Se prepara una nueva entrega de los Juegos del Hambre…

El resultado electoral que acaba de cosechar Pedro Sánchez es el puñetero Paraíso de los estrategas. Si lo gestiona bien, puede permanecer cuatro años en la Moncloa sin mayores esfuerzos, cabreando a un número no desproporcionado de sus votantes. En eso consiste precisamente el Paraíso.

La investidura no tendrá ningún problema. Harán el paripé y callarán hasta que pasen las elecciones municipales y autonómicas, que son las que verdaderamente interesan a los Partidos, porque ahí es donde se reparten los servicios de limpieza, los contratos de los hospitales y los bares de las piscinas, pero pasado este trago, Sánchez tendrá que limitarse a elegir entre Podemos y Ciudadanos.

Lo normal es que se decante por Podemos y que le ofrezca la sangre de cien vírgenes a los separatistas. Da igual. Un referéndum, un relator o una parcela en la Tierra Media.

Con el ejecutivo en sus manos, y cuatro carguitos repartidos, le tocará gobernar, y aquí está la gracia: podrá gobernar cumpliendo justa y exactamente lo que le dé la puta gana de lo pactado con Podemos y los separatistas. De lo prometido, la mitad, y de esa mitad, a la práctica, lo justo. Y si chilláis muchos, ya me aprobará Ciudadanos los presupuestos y nombro un ministro naranja a media legislatura, para que aprendáis.

En todo momento va a disponer de dos opciones: la morada y la naranja. Y el que sep pase pidiendo, acaba en la calle.

Podemos se ha metido un batacazo considerable y necesita convencer a sus votantes de que va a poner en valor sus escaños. Ribera sabe que es su ocasión para liderar la derecha, tras el desastre del PP.

Un ejemplo: Subimos los impuestos un 10% a las rentas de más de 60.000 € dice Podemos, por ejemplo. El PSOE, que sabemos quién es, ofrece subirlos un 3% a las rentas de más de 80.000. O lo tomas, o me voy con Ribera. ¿Quieres aparecer tú como el adalid de la redistribución o que aparezcan lso naranjas como quienes consiguieron moderar la subida?

Y como eso, todo. Migajas para los nacionalistas, gestos para la galería, pero la monarquía no se debate, el referéndum no se concede, la reforma laboral del PP no se revierte. A Franco se le desentierra, a las feministas se las riega de millones para que sigan por ahí enseñando las tetas en señal de protesta, pero la cartera de los ricos ni tocarla.

Y si no os va bien, coalición encubierta con Ribera.

¿Alguien duda de que el poder financiero internacional ya está trabajando en este escenario? Y si algo va mal, la culpa es de esos rojos de mierda, como siempre. Les ha salido redondo.

 

 

Share

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Comment moderation is enabled. Your comment may take some time to appear.