Datos sobre el uso actual del petróleo

La droga a la que somos adictos

La droga a la que somos adictos

El consumo promedio mundial de energía per cápita y año, expresado en equivalentes de petróleo, sería de 1,5 toneladas. En W sería 2.500 W de potencia de forma permanente en uso. [Fuente: Pedro Prieto (2012)] 

Los combustibles fósiles representan el 98% del consumo energético del sector del trasporte a nivel mundial (25.000 TWh / año) [Fuente: Johansson, Liljequist, Ohlander y Aleklett (2010)] 

El estadounidense medio consume diariamente la energía equivalente a 150 esclavos trabajando las 24 horas del día para él [Fuente: Heinberg (2003) p. 30-31]. 

La fabricación de un automóvil consume la energía equivalente a 20 barriles de petróleo. [Fuente: Sullivan Advisory] Otras estimaciones dicen que la energía consumida (embeded energy) de un coche es 0.27 Terajulios = 270 GJ = 6,42 toe = 44 barriles de petróleo. Si con cada barril de petróleo se puede viajar de promedio alrededor de 1.400 kilometros en un coche de serie, lo que significa que la energía empleada en la fabricación de un coche es equivalente al combustible que se consume en el mismo coche para viajar 61.600 kilometros, es decir, ¡más de vuelta y media alrededor del planeta! [Fuente: Wikipedia] La energía consumida en la fabricación sería de un 16,7% de todo lo que consumirá durante su vida útil (estimada en 13 años). Esto significa un 234% de lo que el coche consume en un año circulando. [Fuente: Murphy (2008: 135, 139)] 

La fabricación de un ordenador personal consume diez veces su peso en combustibles fósiles. [Fuente: Sullivan Advisory] Para producir un PC de sobremesa con un monitor CRT se necesitan 7,320 MJ de energía y 290 kg de combustibles fósiles. (Fuente: E.D.Williams (2004)] 

La producción de microchips consume 630 gramos de combustibles fósiles por cada gramo de peso del chip. [Fuente: Sullivan Advisory] 

Una búsqueda normal en Google puede implicar la generación de entre 1 y 10 g de CO2 [Fuente: Jonathan Leake y Richard Woods (2009)]. 

El presupuesto de petróleo en 2010 suponia el 27% de los costes de la aviación comercial en España [Fuente: Las propias líneas aéreas, citado por Europa Press] 


# Datos sobre los agrocombustibles # 

Si toda la caña de azúcar en el mundo se destina a la producción de etanol, reemplazaría sólo el 2,5% (620 TWh) de combustibles fósiles que se consumen actualmente en el sector del trasporte (25.000 TWh). [Fuente: Johansson, Liljequist, Ohlander y Aleklett (2010)] 

Si se hiciese con todo el maíz del mundo, serían 1.600 TWh (6,4%). [Fuente: Johansson, Liljequist, Ohlander y Aleklett (2010)] 

Con toda la soja mundial destinada a biodiesel de soja 400 TWh (1,6%). [Fuente: Johansson, Liljequist, Ohlander y Aleklett (2010)] 

Con el biodiesel de aceite de palma 250 TWh (1%). [Fuente: Johansson, Liljequist, Ohlander y Aleklett (2010)] 


# Los datos sobre la agricultura y ganadería industriales, y el crecimiento de la población que permitió el petróleo # 

Gracias a la utilización de combustibles fósiles, aumentaron en gran medida la producción de alimentos. La población creció en paralelo al consumo de combustible. Ahora, la población mundial es de alrededor de 7,2 mil millones, en comparación con los cerca de 450 millones de personas que había en 1500, esto significa que se ha multiplicado por más de 10 [Fuente: Gail Tverberg (2011)] 

Producir cada caloría de alimento requiere consumir alrededor de 10 calorías de petróleo, incluyendo lo consumido en la explotación, transporte, transformación y elaboración. [Fuente:Charles Hall & John Day] 

En los sistemas agrícolas tradicionales, con anterioridad a la industrialización, podían obtener más de 5 calorías de alimento por cada caloría invertida en su producción (20 en el caso de los cultivos tradicionales de cereales en Castilla y hasta 50 calorías en el caso de la agricultura tradicional china). [Fuente: (Murphy, 2008: 184) y (Véspera de Nada 2008)] 

El sector de la alimentación consume el 19% de toda la energía en los Estados Unidos. [Fuente:Charles Hall & John Day]

El 40% del grano que se cultiva en el planeta (47 millones de hectáreas) es para alimentar el ganado. Si se destinan a alimentar a los seres humanos servirían de alimento suficiente para más de 3.500 millones de personas. [Fuente: Gustavo Duch] 

El 70% del maíz cultivado en los EE.UU. es para alimentar el ganado. Al ganado en todo el mundo, se destina el 66% de la tierra agrícola total, además de un 33% de la pesca. [Fuente: Albert Bates (2006) p. 76-77]. 

En 1945 una granja típica estadounidense produjo 2.500 calorías de alimento por cada caloría empleada en su cultivo; en 1975 esta proporción había descendido a 1:1 y hoy sería de alrededor de 1 caloría de alimento por cada 10 empleadas [Fuente: Bermejo (2008) p. 157]. Si consideramos los fertilizantes, pesticidas, maquinaria, riego, refrigeración y transporte, la proporción actual sería de 1 caloría de alimento producido ¡por 2.000 calorías gastadas! [Fuente: Bates (2006)] 

En los EE.UU. la preparación de un plato cocinado necesita de 7,4 calorías. A nivel mundial esta relación es de 1:5. La mayor parte de esta energía proviene de fuentes fósiles. [Fuente: Aleklett (2010)] 

Entre 2.500 y 4.000 km se encuentra el recorrido promedio de frutas y verduras desde las granjas y almacenes de los productores hasta las tiendas en los países industrializados [Fuente: Bermejo (2008) p. 155]. 

El precio de la leche en el Reino Unido está ligado en un 60% al precio del petróleo [Fuente: Simon Snowden, citado por Aleklett]. 

La alimentación de 6.700 millones de personas, que es de 2.500 cal / persona, equivalentes a 7.100 TWh, que si se expresa en la energía equivalente en petróleo sería de 12 millones de barriles / día. [Fuente: Aleklett (2010)] 

Si multiplicamos estas calorías por el coste global medio que cuesta llevarlas al plato, equivaldrían a 60 millones de barriles / día, el 30% de todo el consumo de combustibles fósiles en todo el mundo [Fuente: Aleklett (2010)] 

La energía neta obtenida de la agricultura a nivel mundial en 2006 fue de entre 7.200 y 9.300 TWh. [Fuente: Aleklett (2010)] 

Un estadounidense gastaba durante su vida (a partir de 1997) 1.870 barriles de petróleo y 118 kg de pesticidas para producir los alimentos que consume. [Fuente: Youngquist (1997)] 
Los datos sobre la relación entre el petróleo y la economía y sobre el valor de la energía 

Un aumento en los precios en términos reales del petróleo de 10 dólares se traduce en una reducción del crecimiento económico mundial de entre 0,4 y 1% en el año siguiente. [Fuente: Dr. Mingqi Li (2012)] Otros analistas estiman que de cada 10 dólares de aumento equivalen a un descenso de entre el 0,2 y el 0,3% del crecimiento del PIB en Europa. [Fuente: Carlos Montero (2012)] 

El precio máximo que un país industrializado puede pagar por su energía es de alrededor del 10% de su PIB. [Fuente: James Hamilton, citado por Antonio Turiel (2011)] 

En 2001, perforar un nuevo pozo costaba de 10 a 20 dólares por barril de petróleo producido. Hoy en día se estima entre 50 y 60 dólares en los pozos en el Golfo de México o en las arenas asfálticas de Canadá. [Fuente: Chris Kahn (2011)] 

Un kilovatio/hora en España (en 2011) cuesta unos 15 centavos de dólar y es equivalente a 10 horas de trabajo de una persona. [Fuente: Antonio Turiel (2011)] 

A 100 dólares el barril, 1 litro de petróleo cuesta poco menos de 63 centavos de dólar (48 céntimos de euro en Diciembre 2011) y contiene la energía que un joven, sano y fuerte podría hacer trabajando sin parar durante 4 días y medio. [Fuente: Antonio Turiel (2011)] 


# Los datos sobre el crecimiento económico, la deuda, el sistema financiero…# 

Los estados sobreendeudados necesitan crecer a un ritmo del 3-5% anual, para poder recaudar vía impuestos suficiente dinero para pagar por lo que deben y continuar siendo solventes. [Fuente:Euan Mearns (2011)] 

Share

Los embajadores del País de las Hostias

No arde un ministerio...

En todas las sociedades y en todas las épocas hay una inmensa mayoría de personas que lo único que desean es poder vivir tranquilamente, criar a sus hijos, casarse con la persona que quieren y vivir lo mejor posible.

Sin embargo, en todas las sociedades y épocas hay también personas que prefieren la violencia o no ven otra salida a ciertas situaciones, ya sea por su propio carácter o porque consideran que las protestas pacíficas no sirven para nada. Estos son los que yo llamo embajadores del País de las Hostias.

En España, últimamente, estamos asistiendo a un renacer de este grupo, amparado en la crisis económica, el descontento general, y la lógica impopularidad de los recortes que aprueba el Gobierno. Dicen luchar contra el sistema, peor en realidad, y es incontestable, queman la furgoneta del panadero y rompen el escaparate del bar de barrio. O dicen defender el orden y se dedcan a partiurle la cara a losd que más a mano tienen, proque buscar a los verdaderos violentos es molesto y peligroso.

Los hay, por tanto, en los dos grupos: entre los manifestantes y entre los policías, y en el fondo son iguales y prácticamente intercambiables, dependiendo del turno que tengan, el pie con el que se hayan levantado o de qué vaya la protesta.

La estrategia, en ambos lados, es clara:

-Por parte de los manifestantes violentos, no se trata de conseguir nada, pues saben de sobra que quemando contenedores no se consigue nada, sino de crear un ambiente en el que se genere una especie de estado de excepción que permita saqueos y actos vandálicos. Se trata sobre todo de cainismo, ajustes de cuentas, dar rienda suelta al placer de romper y destruir cosas y en algunos casos, muy extraños, fomentar un revuelta de más alcance que consiga generalizar el expolio de sus vecinos. Porque nonos engañemos: cuando hablan de repartir loa bienes d e los ricos se refieren al coche del vecino, que lo han visto aparcado y les gusta, y no al de Emilio Botín, que no lo han visto en su vida y saben que, en todo caso, no será para ellos, sino para el Presidente de su futuro Politburó.

-Por parte de la reacción a  estas protestas, se trata de imponerse. De marcar el territorio. De demostrar quién manda. De demostrar que la autoridad consiste en imponerse y no en razonar nada. La única idea que les pasa por la cabeza es “sacudir a esos cabrones” para que espabilen. Es un juego de perros mordiendo pro marcar un territorio y demostrra quién manda en la manada. Lo demás, no interesa. En algunos casos, unos pocos, lo que intentan es generar un estado de criminalización de las protestas en el que la reacción de los que quieren vivir tranquilos sea pedir más hostias, más dureza, más control policial y más represión.

La dialéctica de la violencia callejera, en general, repugna a esa mayoría de gente que quiere vivir en paz, salir con su pareja y criar a sus hijos, y cuando se extrema, acaba produciendo fascismo en vez de revolución.

Después del suficiente número de alborotos y de incendios, ya no es la policía la que reparte estopa, sino que sale el dueño del bar al que le rompieron el escaparate, y el panadero al que le quemaron la furgoneta, y salen con una barra de hierro, sus hijos, sus amigos, para demostrar quién es en realidad la mayoría y quién da en realidad todos los palos. Como sucedió en Londres.

Y cuando eso se generaliza, tenemos el Berlín de los años 30, porque los embajadores del País de las Hostias se sorprenden luego de que los obreros se hagan fascistas y acaban por buscar razones en extrañas conspiraciones que no pueden comprender.

Y es más simple que todo eso: la revolución es otra cosa. Las carreras son los Sanfermines y las fogatas son las Fallas. Dejarse manipular por los que quieren la revolución o el fascismo, tiran la piedra y se meten en la multitud, es no haber entendido nada.

Share

¿Hay hambre en España? El experimento del bocata en el bar

Un bocadillo te lo dan en cualquier bar

Os hablaba en el artículo anterior de mi mala impresión sobre las palabras de una anciana a una chica que estaba pidiendo, y se me afea en los comentarios que haya sido mal pensado. Me disculpo por ello, aunque sigo pensando que no había nada bueno en lo que dijo aquella señora…

Para compensar, quiero hablar de un experimento que hicimos hace ya unos cuantos años, y que desafío a que cualquiera repita hoy. Os desafío porque estamos todos demasiado convencidos de que nuestra sociedad es egoísta e insolidaria, cuando España sigue siendo un país lleno de buena gente. Hasta los topes.

La cuestión es simple: basta con entrar en veinte bares y pedir limosna. Da igual qué clase de bares, si son pijos, tascas, o restaurantes. Se trata de decir que los estás pasando muy mal y pedir limosna. Y si os parece feo, como nos lo pareció a nosotros, engañar a la gente, rogadle a un verdadero necesitado que lo haga. Nosotros lo hicimos con los vendedores de La Farola, con los que colaborábamos en su momento y se hizo para escribir un artículo en ese medio.

La respuesta fue la siguiente, y creo que habrá empeorado: de cada veinte bares, daba limosna uno o dos a lo sumo. O sea, que hablamos de un 5 o un 10 % en los mejores casos.

Ahora haced el siguiente cambio: entrad a esos mismos bares y pedid algo de comer. Nada de dinero. Simplemente estáis pasando hambre y pedís algo comestible, lo que sea, para consumirlo allí mismo.

¿Sabéis cual es la respuesta? veinte bares de veinte dieron algo. Un 100%. Y los hubo que pusieron plato, cuchara y tenedor con menú de dos platos.Quizás actualmente la respuesta fuese algo menos entusiasta, no lo niego, pero no creo que bajase del 80 %.

Los españoles somos eso. ¿Y sabéis qué os digo? Que en España habrá miseria, pobreza y necesidad, pero no hambre, porque los españoles no consentimos que los demás pasen hambre a nuestro lado.

En ese sentido, como en otros muchos, somos mejores de lo que creemos.

Share