Si no te atienden, grábalo

No es la oficina en cuestión pero está igual de vacía...

Lo prometido es deuda y por esta vez no publico el vídeo, pero no pienso volver a pasarme diez minutos en el Ayuntamiento esperando a que las dos funcionarias, de espaldas a mí, decidan dejar su charla sobre la vida de no sé quién después de decirme que la persona que se ocupa de ese trámite está fuera.

Me la sopla que esa persona esté fuera. Y me la sopla que se dividan el trabajo de modo que un oficinista trabaje y los otros dos se rasquen el churro. La jugada de que una vaya a tomar el café a la una me suena a triquiñuela para hacer la compra, recoger los niños y renovarse la permanente. No me meto en el derecho de nadie a sus veinte minutos o media hora de descanso, pero es curioso que a ninguna hora esté ni la mitad siquiera del personal. Y los que están, ¿para qué se quedan si no te atienden?

Y ni siquiera he ido a pedir los planos de la bomba atómica, o aún peor, los presupuestos municipales: sólo quiero cambiar lo titularidad de un recibo del agua, y si hay dos señoritas sin hacer nada, porque ni siquiera se cortaban para que no oyese que lo que hablaban, espero al menos que no se se alejen de mí y me den la espalda, como camareros bordes, para darme a entender que pasan de mí. Y espero mucho menos aún que me respondan de malos modos si renuevo mi queja a los cinco minutos.

Al final lo que funciona es sacar el teléfono móvil, grabarles la cháchara, grabar la media docena de sillas vacías y jurar por los muertos de Larra que vas a colgar el vídeo en internet y que luego ellas le expliquen a sus superiores qué coño están haciendo y por qué el ciudadano que lo grabó está tan cabreado.

Porque hablamos mucho de grabar los plenos municipales, pero a lo mejor era más gracioso aún grabar las oficinas municipales, con los ordenadores encendidos, los asientos vacíos, y la gente acumulándose al otro lado del mostrador

Y si hablamos de grabar el reloj de fichar, ya es que nos descojonamos, ¿eh guapas?

 

P.D: Y el divorcio de la otra gilipollas de la que hablabais me da por el culo, ¿vale?

Share