Datos sobre el uso actual del petróleo

La droga a la que somos adictos

La droga a la que somos adictos

El consumo promedio mundial de energía per cápita y año, expresado en equivalentes de petróleo, sería de 1,5 toneladas. En W sería 2.500 W de potencia de forma permanente en uso. [Fuente: Pedro Prieto (2012)] 

Los combustibles fósiles representan el 98% del consumo energético del sector del trasporte a nivel mundial (25.000 TWh / año) [Fuente: Johansson, Liljequist, Ohlander y Aleklett (2010)] 

El estadounidense medio consume diariamente la energía equivalente a 150 esclavos trabajando las 24 horas del día para él [Fuente: Heinberg (2003) p. 30-31]. 

La fabricación de un automóvil consume la energía equivalente a 20 barriles de petróleo. [Fuente: Sullivan Advisory] Otras estimaciones dicen que la energía consumida (embeded energy) de un coche es 0.27 Terajulios = 270 GJ = 6,42 toe = 44 barriles de petróleo. Si con cada barril de petróleo se puede viajar de promedio alrededor de 1.400 kilometros en un coche de serie, lo que significa que la energía empleada en la fabricación de un coche es equivalente al combustible que se consume en el mismo coche para viajar 61.600 kilometros, es decir, ¡más de vuelta y media alrededor del planeta! [Fuente: Wikipedia] La energía consumida en la fabricación sería de un 16,7% de todo lo que consumirá durante su vida útil (estimada en 13 años). Esto significa un 234% de lo que el coche consume en un año circulando. [Fuente: Murphy (2008: 135, 139)] 

La fabricación de un ordenador personal consume diez veces su peso en combustibles fósiles. [Fuente: Sullivan Advisory] Para producir un PC de sobremesa con un monitor CRT se necesitan 7,320 MJ de energía y 290 kg de combustibles fósiles. (Fuente: E.D.Williams (2004)] 

La producción de microchips consume 630 gramos de combustibles fósiles por cada gramo de peso del chip. [Fuente: Sullivan Advisory] 

Una búsqueda normal en Google puede implicar la generación de entre 1 y 10 g de CO2 [Fuente: Jonathan Leake y Richard Woods (2009)]. 

El presupuesto de petróleo en 2010 suponia el 27% de los costes de la aviación comercial en España [Fuente: Las propias líneas aéreas, citado por Europa Press] 


# Datos sobre los agrocombustibles # 

Si toda la caña de azúcar en el mundo se destina a la producción de etanol, reemplazaría sólo el 2,5% (620 TWh) de combustibles fósiles que se consumen actualmente en el sector del trasporte (25.000 TWh). [Fuente: Johansson, Liljequist, Ohlander y Aleklett (2010)] 

Si se hiciese con todo el maíz del mundo, serían 1.600 TWh (6,4%). [Fuente: Johansson, Liljequist, Ohlander y Aleklett (2010)] 

Con toda la soja mundial destinada a biodiesel de soja 400 TWh (1,6%). [Fuente: Johansson, Liljequist, Ohlander y Aleklett (2010)] 

Con el biodiesel de aceite de palma 250 TWh (1%). [Fuente: Johansson, Liljequist, Ohlander y Aleklett (2010)] 


# Los datos sobre la agricultura y ganadería industriales, y el crecimiento de la población que permitió el petróleo # 

Gracias a la utilización de combustibles fósiles, aumentaron en gran medida la producción de alimentos. La población creció en paralelo al consumo de combustible. Ahora, la población mundial es de alrededor de 7,2 mil millones, en comparación con los cerca de 450 millones de personas que había en 1500, esto significa que se ha multiplicado por más de 10 [Fuente: Gail Tverberg (2011)] 

Producir cada caloría de alimento requiere consumir alrededor de 10 calorías de petróleo, incluyendo lo consumido en la explotación, transporte, transformación y elaboración. [Fuente:Charles Hall & John Day] 

En los sistemas agrícolas tradicionales, con anterioridad a la industrialización, podían obtener más de 5 calorías de alimento por cada caloría invertida en su producción (20 en el caso de los cultivos tradicionales de cereales en Castilla y hasta 50 calorías en el caso de la agricultura tradicional china). [Fuente: (Murphy, 2008: 184) y (Véspera de Nada 2008)] 

El sector de la alimentación consume el 19% de toda la energía en los Estados Unidos. [Fuente:Charles Hall & John Day]

El 40% del grano que se cultiva en el planeta (47 millones de hectáreas) es para alimentar el ganado. Si se destinan a alimentar a los seres humanos servirían de alimento suficiente para más de 3.500 millones de personas. [Fuente: Gustavo Duch] 

El 70% del maíz cultivado en los EE.UU. es para alimentar el ganado. Al ganado en todo el mundo, se destina el 66% de la tierra agrícola total, además de un 33% de la pesca. [Fuente: Albert Bates (2006) p. 76-77]. 

En 1945 una granja típica estadounidense produjo 2.500 calorías de alimento por cada caloría empleada en su cultivo; en 1975 esta proporción había descendido a 1:1 y hoy sería de alrededor de 1 caloría de alimento por cada 10 empleadas [Fuente: Bermejo (2008) p. 157]. Si consideramos los fertilizantes, pesticidas, maquinaria, riego, refrigeración y transporte, la proporción actual sería de 1 caloría de alimento producido ¡por 2.000 calorías gastadas! [Fuente: Bates (2006)] 

En los EE.UU. la preparación de un plato cocinado necesita de 7,4 calorías. A nivel mundial esta relación es de 1:5. La mayor parte de esta energía proviene de fuentes fósiles. [Fuente: Aleklett (2010)] 

Entre 2.500 y 4.000 km se encuentra el recorrido promedio de frutas y verduras desde las granjas y almacenes de los productores hasta las tiendas en los países industrializados [Fuente: Bermejo (2008) p. 155]. 

El precio de la leche en el Reino Unido está ligado en un 60% al precio del petróleo [Fuente: Simon Snowden, citado por Aleklett]. 

La alimentación de 6.700 millones de personas, que es de 2.500 cal / persona, equivalentes a 7.100 TWh, que si se expresa en la energía equivalente en petróleo sería de 12 millones de barriles / día. [Fuente: Aleklett (2010)] 

Si multiplicamos estas calorías por el coste global medio que cuesta llevarlas al plato, equivaldrían a 60 millones de barriles / día, el 30% de todo el consumo de combustibles fósiles en todo el mundo [Fuente: Aleklett (2010)] 

La energía neta obtenida de la agricultura a nivel mundial en 2006 fue de entre 7.200 y 9.300 TWh. [Fuente: Aleklett (2010)] 

Un estadounidense gastaba durante su vida (a partir de 1997) 1.870 barriles de petróleo y 118 kg de pesticidas para producir los alimentos que consume. [Fuente: Youngquist (1997)] 
Los datos sobre la relación entre el petróleo y la economía y sobre el valor de la energía 

Un aumento en los precios en términos reales del petróleo de 10 dólares se traduce en una reducción del crecimiento económico mundial de entre 0,4 y 1% en el año siguiente. [Fuente: Dr. Mingqi Li (2012)] Otros analistas estiman que de cada 10 dólares de aumento equivalen a un descenso de entre el 0,2 y el 0,3% del crecimiento del PIB en Europa. [Fuente: Carlos Montero (2012)] 

El precio máximo que un país industrializado puede pagar por su energía es de alrededor del 10% de su PIB. [Fuente: James Hamilton, citado por Antonio Turiel (2011)] 

En 2001, perforar un nuevo pozo costaba de 10 a 20 dólares por barril de petróleo producido. Hoy en día se estima entre 50 y 60 dólares en los pozos en el Golfo de México o en las arenas asfálticas de Canadá. [Fuente: Chris Kahn (2011)] 

Un kilovatio/hora en España (en 2011) cuesta unos 15 centavos de dólar y es equivalente a 10 horas de trabajo de una persona. [Fuente: Antonio Turiel (2011)] 

A 100 dólares el barril, 1 litro de petróleo cuesta poco menos de 63 centavos de dólar (48 céntimos de euro en Diciembre 2011) y contiene la energía que un joven, sano y fuerte podría hacer trabajando sin parar durante 4 días y medio. [Fuente: Antonio Turiel (2011)] 


# Los datos sobre el crecimiento económico, la deuda, el sistema financiero…# 

Los estados sobreendeudados necesitan crecer a un ritmo del 3-5% anual, para poder recaudar vía impuestos suficiente dinero para pagar por lo que deben y continuar siendo solventes. [Fuente:Euan Mearns (2011)] 

Share

El cambio en el rostro de los borrachos

Blues...

Vivo en una zona de paso: por aquí circulan por las noches lo que se van del Barrio Húmedo en dirección a sus casas, después de que hayan cerrado todos los bares.

Hasta hace unos años, este era un lugar de juerga, y una de mis preocupaciones consistía en cerrar bien las ventanas para que no me despertasen las hordas desaforadas con sus cánticos regionales. Y sí, lo propongo: el gobierno del Principado de Asturias debería hacer una campaña seia para que su himno oficial lo cantase de cuando en vez gente sobria.

Bromas aparte, el caso es que por aquí siguen pasando muchos borrachos, pero he observado algo que me preocupa: cada vez pasan a horas más tempranas y algo ha cambiado en su rostro. Ya no son aquellos borrachos que se tomaban la cogorza con alegría. Ya no son aquellos chavales que venían hasta el culo de vinos y cubatas, rumbo a sus pisos de estudiantes, para espantar la resaca y estudiar el puto análisis matemático.

Ahora veo cada vez a más borrachos de cierta edad, bien vestidos, con el traje ajado por el uso y las suelas carcomidas por paseos inútiles. Veo cada vez más hombres sin afeitar, entre los cuarenta y los cincuenta, con los ojos enrojecidos y la lengua trabucada por algo que no sólo es el alcohol.

Ahora, cuando veo a un hombre tambaleante, apoyándose en la verja de la catedral, o en las piedras ennegrecidas de la diputación, ya no pregunto tanto dónde habrá estado, sino de dónde habrá salido y a dónde no quiere regresar.

Cuando a las dos de la mañana apriete fuerte  la helada, muchos de ellos ya se habrán recogido a lugares igual de fríos, a silencios o a gritos, pero sin la carcajada del que quiso olvidarse de sí mismo por un rato para recobrarse después.

Nuestras ciudades se entristecen. El tópico de beber para olvidar regresa en su máxima vigencia con personas que no buscan, como hasta hace poco, el olvido existencial del que lo tiene todo y no sabe qué hacer con su vida, sino que llevan el la frente la mirada de los mil metros de los excombatientes derrotados.

Son los militantes de la desilusión, soldados del desencanto y del para qué. Son los “paraquéidistas” de esta nueva guerra que empezamos a ver perdida.

In vino veritas, decían los romanos. La verdad está en el vino. Lo malo es cuando la salida de emergencia acaba trazada en una botella.

Maldita sea.

Share